miércoles, 27 de abril de 2011

EL REGRESO DE "LA TORRE OSCURA"



“El hombre de negro huía a través del desierto y el pistolero iba en pos de él”. Con esta frase Stephen King —conocido mundialmente como “el rey del terror”, pero también uno de los escritores más prolíficos de los últimos años en Estados Unidos— comenzó en 1970 un viaje literario que le tomaría nada menos que 33 años y siete libros. Estamos hablando de “La Torre Oscura”, tal vez una de las obras más complejas y fascinantes que se hayan publicado y que sin duda representa el trabajo más ambicioso de King.
Desaparecidos de las librerías chilenas desde hace varios años, ahora están disponibles los dos primeros volúmenes —“El Pistolero” y “La llegada de los tres”— bajo el sello DeBolsillo. Pero esta reedición es también una oportunidad que su autor aprovechó para corregirla —sobre todo el primer libro— y que además contiene “material extra” imperdible para los seguidores de esta obra y su autor. Basta mencionar que “El Pistolero” incluye las ilustraciones de Michael Whelan para una edición limitada que publicó Donald M. Grant en 1982, junto con una introducción y un prólogo nuevos en los cuales King se conecta de manera profunda con el lector.
El Pistolero
DeBolsillo
El protagonista de los siete volúmenes de “La Torre Oscura” es Roland Deschain de Gilead, el Pistolero. En rigor, el último de su clase. Es que Roland es un héroe, un guerrero, un caballero andante de proporciones épicas que recorre su mundo devastado —a veces semejante al nuestro, en otras oportunidades completamente diferente— en busca de la Torre Oscura. Y durante ese largo camino, diferentes personas, criaturas y peligros se habrán de cruzar ante él.
No es accidental ni antojadizo que Stephen King haya construido este conjunto de novelas a partir del llamado “Viejo Oeste” y todos los códigos que encierra el mundo del western. De hecho, así lo evoca en el nuevo prólogo: “En un cine casi completamente vacío (el Bijou de Bangor, Maine, por si te interesa), vi una película dirigida por Sergio Leone. Se llamaba El bueno, el malo y el feo, y aun antes de llegar a la mitad de la película comprendí que lo que yo quería era escribir una novela que contuviera el sentido de la búsqueda y magia de Tolkien, pero ambientado en el Oeste americano casi absurdamente majestuoso de Leone”.
La referencia a J.R.R. Tolkien no es accidental. King reconoce haber sido cautivado por El Señor de los Anillos. Pero él no quería replicar la obra de Tolkien, sino buscar el camino para su obra a través de sus propios códigos culturales. Estados Unidos, a diferencia de muchos países de Europa o incluso Asia, carece de una Edad Media u otro período histórico capaz de definir su identidad en el tiempo. Pero sí tiene la conquista del Oeste, las épicas marchas de los colonos a través de las praderas, la lucha incesante por conquistar la tierra y los elementos, así como la “ley del revólver” y figuras que sobrevivieron hasta nuestros tiempos como Billy the Kid o Butch Cassidy. Aquí están las raíces de La Torre Oscura y todo su universo.
La nota completa la pueden leer aquí.

No hay comentarios: