lunes, 21 de febrero de 2011

PRECUELAS Y SECUELAS: ¿ES POSIBLE REEMPLAZAR AL AUTOR ORIGINAL?


La noticia recorrió internet hace algunos días, causando sorpresa y pesar entre sus seguidores. L.J. Smith, autora de la exitosa serie de libros Crónicas Vampíricas (¿se acuerdan de Bonnie, Damon, Stefan y Elena?) y Night World, fue despedida por su propia editorial, HarperCollins. Y ahora será otro autor —todavía por definir— quien continúe con las secuelas de sus títulos.

Por lo visto, Smith creó tanto los personajes como el universo en que se desenvuelven estos juveniles vampiros, pero HarperCollins siempre fue la dueña del proyecto. Y como la editorial consideró que Smith se estaba alejando de la idea original, pusieron término a su contrato. En todo caso, este cambio no parece que vaya a afectar Vampire Diaries, la serie de televisión inspirada en esta colección.

Lo que le ocurrió a L.J. Smith es poco frecuente. Sin embargo, más allá del tema de su despido, no es extraño que en el mundo de la literatura fantástica un escritor firme las secuelas de la obra de otro. Sobre todo cuando un autor fallece y otros toman el relevo para mantener vivos a sus personajes.

Por ejemplo, Brandon Sanderson fue quien escribió los últimos libros de la gran saga de fantasía épica “La Rueda del Tiempo”, creada por Robert Jordan, quien había fallecido en 2007. Su viuda fue quien decidió que la historia de su marido no podía quedar inconclusa y eligió a Sanderson para las secuelas.

Algo parecido ocurrió con la monumental saga de Dune, de Frank Herbert. Tras su muerte, su universo siguió vivo con nuevos títulos escritos a cuatro manos entre su hijo Brian y Kevin J. Anderson, quienes tomando como base los seis libros originales, construyeron dos trilogías/precuela, además de nuevos títulos que hoy se entrelazan con la obra original.

Un caso particularmente ambicioso involucró al célebre Isaac Asimov, fallecido en 1992. Su viuda, Janet, y Ralph Vicinanza, ambos responsables de la “herencia literaria” de Asimov, tomaron el riesgo de revivir uno de sus trabajos más aclamados y complejos: Fundación. La única obra que ha recibido el Premio Hugo (1966) en la categoría de “Mejor Saga de Todos los Tiempos”.

Puedes leer el resto de este tema en el "canal" de Literatura Fantástica de Guioteca.com

viernes, 11 de febrero de 2011

"CORUM. TRILOGÍA DE LAS ESPADAS" - MICHAEL MOORCOCK


Un héroe, una tragedia, una espada y una venganza. Esos son los elementos que de una u otra forma dan vida al llamado “Campeón Eterno”, una de las creaciones más importantes del escritor británico Michael Moorcock, renombrado autor en el campo de la fantasía épica.
Moorcock, autor de las novelas de Elric de Melniboné, a lo largo de sucesivas novelas ha ido construyendo no sólo un mundo, sino varios, donde el mismo héroe –por lo general, marcado por la tragedia– lucha contra las fuerzas del caos, en un esfuerzo por mantener el orden del multiverso (o múltiples universos). Interesante es que Moocock plantea en sus novelas la eterna lucha entre el Bien y el Mal no como tal, sino entre el Orden y el Caos, cosa que tiene sus matices.
Tal como lo mencionaba, en uno de los planos de la realidad su campeón es Elric, también conocido como el Príncipe Albino. En otro es el guerrero Dorian Hawkmoon. Y también está el príncipe  Corum Jhaelen Irsei, cuyas tres primeras novelas hoy se pueden encontrar en librerías compiladas en el volumen “Corum. Trilogía de las espadas” (Marlow-Océano).
Corum pertenece a una raza no humana conocida como los vadhagh, que es capaz de moverse entre los diferentes planos del universo y cuya vida se mide en siglos. Tienen cráneos largos y estrechos, orejas sin lóbulos, cabellos finos y grandes ojos almendrados.

El resto de la nota la puedes leer aquí.

martes, 8 de febrero de 2011

EL HOTEL QUE GAUDÍ NUNCA LLEGÓ A CONSTRUIR EN MANHATTAN SE VUELVE REALIDAD EN "FRINGE"



El tema viene dando vueltas desde mediados de enero, pero ayer el diario El Mundo de España lo puso en el tapete mediático. La serie de televisión "Fringe" vuelve realidad uno de los proyectos más ambiciosos (y jamás realizado) del gran Gaudí. Aquí les dejo la nota.


Lo soñó y llevó a los planos Antoni Gaudí en 1908, pero el proyecto del hotel Attraction, que debía erigirse en el corazón de Manhattan, en Nueva York, ha tenido que ver la luz en una espectacular secuencia en la serie norteamericana 'Fringe', de la cadena Fox.

El proyecto, también conocido como Grand Hotel, optó a formar parte del mítico skyline de rascacielos de Nueva York a principios del siglo pasado, pero finalmente fue descartado en favor de un edificio menos emblemático y más funcional.

En su momento, su altura de 360 metros era equiparable a la de la Torre Eiffel, y su estructura recuerda a la monumental Sagrada Família de Barcelona. Aunque el proyecto de Gaudí fue declinado, lo cierto es que sus planos fueron conservados, como la posibilidad misma de su existencia.

Así ha sido como los creadores de la serie norteamericana 'Fringe', en el primer capítulo de su segunda temporada, lo recuperan para una de sus secuencias más espectaculares: la recreación de una Nueva York que podría haber sido y no fue. No sólo las Torres Gemelas se mantienen en pie, en esta nueva interpretación de Manhattan, sino que el hotel Attraction adquiere por primera vez forma física, en formato televisivo, junto a otros edificios que ya ocupan actualmente la fachada litoral junto al puente de Brooklyn.

El artículo completo lo puede leer aquí.

jueves, 3 de febrero de 2011

¿ESTÁ NACIENDO UN NUEVO SUBGÉNERO DE FICCIÓN LITERARIA?

Todo comenzó con “Orgullo y prejuicio y zombis”, una novela que utilizaba como base el clásico de Jane Austen, pero reescrito teniendo como telón de fondo una plaga de zombies en Gran Bretaña. Para muchos fue una bofetada literaria y una afrenta tanto a la memoria como al legado de la insigne escritora. Otros lo consideraron una “humorada” y simplemente no le dieron mayor importancia.

El punto es que esa novela escrita por Seth Grahame-Smith —quien pudorosamente comparte el crédito de su obra con Austen—, marca el inicio de una insólita corriente literaria que actualmente combina toques de ciencia ficción y terror con historia del siglo XIX, sin olvidar referencias cinematográficas de la cultura pop.
De hecho, el éxito de esta particular novela generó una precuela: “Pride and Prejudice and Zombies: Dawn of the Dreadfuls”, escrita por Steve Hockensmith. En ella explora la juventud y el entrenamiento de Elizabeth Bennet, heroína de “Orgullo y prejuicio y zombis”, cuyas negociaciones para dar el salto al cine se encuentran bastante avanzadas, una señal de que este mini subgénero fantástico está llamando la atención.
Puedes leer el resto de la nota aquí.