lunes, 25 de mayo de 2009

"TORCHWOOD: CHILDREN OF EARTH"



Las series británicas están hechas para atrapar a los espectadores y mantenerlos pegados a la pantalla. Eso es un hecho. Y “Torchwood”, una de las mejores series de televisión que la BBC ha producido en los últimos treinta años, es una prueba de ello.
Nació como un spin-off de “Doctor Who”, pero lejos de vivir a su sombra, creció hasta convertirse en un programa con vida propia, una propuesta original y guiones que obligan a transmitirla por BBC 3.



Sus temporadas son más cortas que las series estadounidenses: sólo 13 episodios. Y eso permite que no haya desperdicio. Cada capítulo es una tremenda historia, así, tal cual.
En la segunda temporada se dieron el lujo de matar a dos de los cinco protagonistas y a pesar de eso, seguir adelante con la serie.
La tercera temporada ya se estrenó en Gran Bretaña y fueron sólo cinco capítulos. ¿Problemas de presupuesto? No, una miniserie. Una historia transmitida a lo largo de cinco noches consecutivas. Otro éxito de “Torchwood”. ¿Se viene la película? Ojalá.

No hay comentarios: