viernes, 8 de mayo de 2009

CONVERSANDO SOBRE KALOMAAR


Con Sebastián Cerda, gran periodista de la sección Magazine de EMOL, hace un par de días sostuvimos una interesante conversación sobre libros, autores y el panorama de la literatura fantástica en Chile. Y hoy transformó todo eso en una estupenda entrevista con motivo de la llegada a librerías de "La Hermandad del Viento", segunda entrega de Leyendas de Kalomaar.
-¿Compartes el juicio de quienes asimilan tu libro a lectura escolar o adolescente?
-Te confieso que cuando escribí "La lanza..." no pensaba en un público definido. Evidentemente no es una historia adulta, pero no fue pensada para un público juvenil. Cayó en esa categoría porque existe la tendencia a segmentar la literatura, que sirve más para que la gente encuentre lo que busca en las librerías que para que los autores desarrollen sus obras. Siento que "La hermandad..." es un libro que puede leer cualquiera. Para mi sorpresa, mucha gente adulta ha leído estos libros, les han gustado, y me dicen que les recuerda a "Simbad", las aventuras de Emilio Salgari, "La isla del tesoro".
-¿Es una lectura iniciática?
-A lo mejor sí. Hoy cuesta encontrar a los clásicos, y fueron apropiados por otras plataformas. Por ejemplo, hoy encuentras conceptos de literatura fantástica en los videojuegos. La fantasía épica se fue a ese mundo, también al cómic, en parte al cine, pero no tanto a la actual producción literaria. Me gustaron esos comentarios de la gente adulta porque los remitía a lo que habían leído en su infancia y juventud, y descubrí que el libro funcionaba a dos bandas: Para la gente muy joven y para gente mayor.
La entrevista completa la pueden leer aquí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Rojas,

Usted me recordará por la vergonzosa crítica que escribí sobre La Lanza Rota unos meses atrás. Lo escrito aquel tiempo ya no me representa, así que el objetivo de este post es otro.

Quería felicitarlo sinceramente por su logro. Definitivamente sus historias no están (al menos por ahora) en mi lista de intereses, pero el hecho que ud. esté allí publicando lo que casi nadie publica en Chile es super meritorio. En cuanto a su entrevista, son dos puntos los que me motivaron a escribirle, sabiendo que ud. tiene todo el derecho a ignorarme, después de lo pesado y desconsiderado que fui con su primer libro.

(Le estoy pidiendo una tercera oportunidad )

Estoy muy de acuerdo con usted cuando se refiere a la segmentación de la literatura. No podría añadir nada en contra o a favor, pues ud. lo ha puesto muy claro. Hay muchos libros catalogados como infantiles que podrían ponerle los pelos de punta a un adulto.

Sin embargo, discrepo con su opinión acerca de Tolkien y los libros de fantasía heroica que le sucedieron. Si bien es cierto que el 80% de los escritores que se han atrevido a contar una historia de estas proporciones son, usando sus palabras, una "fotocopia" del original, hay una pequeña cantidad de creadores brillantes que han escrito sobre las mismas cosas con una voz propia. Un ejemplo notable es Ursula K.Le Guin y su Saga de Terramar.

Y ahora mismo, en Chile, también habemos los que nos creemos el cuento. Usted mismo se atrevió a mezclar magia con piratas; Kensan, mi amigo (el que le postea cada cierto tiempo), también está en su propia cruzada. Y hay más. Creo humildemente que decir que Tolkien ya lo hizo todo es cerrarle las puertas a la Imaginación, porque hay muchos vacíos en su obra. Muchas cosas que él no abordó y que podrían haber engrandecido su obra maestra. Hay que recordar que Tolkien no inventó las búsquedas numinosas. Él sólo habló de cosas que estaban allí desde hacía mucho tiempo, como Homero o el poeta anónimo de Sir Gawain and the Green Knight, como Shakespeare... etc.

Espero haber dado un buen primer paso con este post. Mal que mal o bien que bien, estamos todos en el mismo bote. Gracias.

E.A.B

Kensan_x dijo...

Hola! Bueno, me gustaría integrarme a esta conversación solo para añadir mi acuerdo con Emilio.

Creo que ha quedado claro que siempre he apoyado y seguire apoyando a los escritores de literatura fantastica locales, ya que es admirable el que hayan logrado publicar y tener relativo éxito en un medio hasta hace poco, adverso.

En ese sentido, valoro la Lanza Rota y La Hermandad del Viento, así como otras obras de corte similar (lease Ygdrasil, El Pugil, etc) pues le abren las puertas a nuevas generaciones de escritores que creemos traer ideas frescas con respecto a lo que ya se ha publicado antes (Emilio es uno de ellos, y yo, humildemente, creo ser otro).

Esto me lleva al ultimo punto, que es donde no estoy tan de acuerdo con el Sr. Rojas. Creo que Tolkien aún no ha dicho todo en cuanto a literatura fantastica se refiere. Es sin duda un grande, un referente y una inspiración para millones de lectores en el mundo, pero aún se puede hacer mucho más. Ninguno de nosotros pretende ser una mera fotocopia de Tolkien, por el contrario, esperamos aportar algo de frescura al genero, una mirada diferente, un concepto, una estetica, ALGO que sea un aporte.

Ojalá se pueda generar un dialogo mediante este blog, despues de todo quienes estamos aquí somos personas que de algún modo u otro amamos los mundos fantasticos, la magia y la fantasía. Usemos estos espacios para opinar y darnos a conocer al mundo.

Un gran saludo

PD: Se viene el lanzamiento de la hermandad del viento o este ya se hizo????

Alberto Rojas M. dijo...

Hola Emilio, hola Kensan. Muchas gracias por sus posteos. Sus opiniones me parecen muy importantes y valiosas. Y sólo para evitar algún malentendido, mi comentario sobre Tolkien no apunta a que nadie pueda o deba escribir literatura fantástica después de él. Para nada. Tal como ustedes dicen, hay autores como Ursula K.Le Guin o Michael Moorcock que han sido aportes fundamentales para el género. Obviamente queda mucho por escribirse en este ámbito.
Y con respecto al concepto de "fotocopia" que usé, me refería al hecho de que obviamente siempre es difícil distanciarse de un referente tan fuerte. Es como lo que ocurre con "Eragon", que muchos ven en él una estructura y trama sospechosamente parecida a "La Guerra de las Galaxias". Ya sea voluntaria o involuntariamente, hay veces que es imposible desligarse de hitos de ese calibre.
En ningún caso pretendí ejercer un juicio valórico negativo sobre otras obras o autores, porque obviamente, desde esa perspectiva, mis libros también podrían calificarse como "fotocopias", siendo que en ningún momento he buscado imitar a Tolkien o su obra.
Agradezco nuevamente sus opiniones y los dejo desde ya invitados el próximo 19 de mayo, a las 19:00 horas, a la presentación que habrá en el Café Literario de Providencia.Nos vemos.

Anónimo dijo...

Excelente. De allá somos.