jueves, 30 de abril de 2009

SUBASTAN ARMA DE “BLADE RUNNER”



Tal cual. El arma con que Harrison Ford, en el papel del agente Decker, “retiraba” a los replicantes en aquella futurista y oscura ciudad de Los Angeles del 2019, será subastada entre hoy y mañana, en Calasbasas (Los Angeles, muy apropiado), aunque se podrá pujar a través de internet. Y considerando que es uno de los objetos de culto más reverenciados por los fanáticos, el revolver podría alcanzar la cifra de 150.000 dólares.
Además, se subastarán otros 15 objetos asociados a esa producción, como dos placas de policía, la chaqueta del filme usada por Scott, y un guión original.

La empresa Profiles in History pondrá a disposición de los participantes en la puja más de un millar de objetos y recuerdos relacionados con la industria del cine, entre ellos el vestido negro de Rita Hayworth en “Gilda” (1946), de los que espera obtener alrededor de 3 millones de dólares.
Entre los productos que saldrán a la venta estará la colección de artículos de terror de Forrest Ackerman, un escritor y amante del género de terror residente en Los Angeles que murió en diciembre pasado a los 92 años.
La colección de Forrest Ackerman aportará la máscara de “The Creature from the Black Lagoon” (1954), el rostro del terrorífico anfibio cinematográfico hallado por unos exploradores en el Amazonas y que al igual que King Kong, termina enamorado de una mujer que va en el grupo y la secuestra.
La máscara se tasó entre 60.000 y 80.000 dólares para la subasta, muy por encima del precio que se espera alcanzar de la capa usada por el actor Bela Lugosi en sus “The Whispering Shadow” (1933), “The Raven” (1935), “The Return of the Vampire” (1944), que se pondrá a la venta entre 15.000 y 20.000 dólares.
El anillo de Lugosi en “Drácula” (1944) podría subir hasta los 30.000 dólares y una reproducción de 1976 del robot metálico de “Metropolis” (1927) de Fritz Lang rondará los 12.000 dólares.

miércoles, 29 de abril de 2009

“LOS QUE NO VUELVEN” SALTA DEL PAPEL A LA PANTALLA



A Gabriel Mérida lo conocí en octubre de 2007 en la Biblioteca de Santiago, en el contexto del ciclo “Octubre Fantástico”. Y después de la conversación que tuvimos en esa oportunidad, no me extrañó encontrar un cuento tan bueno como “Los que no vuelven” en la antología “Alucinaciones.TXT”.
Ahora me entero que está embarcado junto a Raúl Pinto en un proyecto más ambicioso: convertir ese mismo cuento en un cortometraje. Una iniciativa notable, que espero sea el primero de muchos. Felicitaciones.
Para seguir el avance del proyecto, no dejen de visitar el blog oficial.

“PRAT” (2009)



No hay duda de que esta novela, detrás de la cual hay una larga y detallada investigación, es de esos libros que conviene comprar y conservar a mano en la casa. Tuve la oportunidad de entrevistar a su autor, Patricio Jara, y aquí está la entrevista publicada en EMOL.

“Prat” revela al hombre tras el héroe

La novela de Patricio Jara es producto de una exhaustiva investigación que descubrió facetas desconocidas del capitán de la “Esmeralda”.

Arturo Prat, el héroe monolítico que en forma temeraria saltó a la cubierta del “Huáscar” en 1879, aquel que todo Chile recuerda cada 21 de mayo con desfiles y discursos, era el mismo al que en la intimidad de la correspondencia familiar le gustaba llamar “chiquitines” a sus hijos.
Parece sólo un dato anecdótico, pero no lo es, porque gracias a detalles de ese tipo el periodista y escritor Patricio Jara va dibujando las facetas más desconocidas y personales del último capitán de la “Esmeralda”.
“Prat” (Bruguera, $ 8.000) es una novela llena de detalles, producto de una investigación que a Jara le tomó años. En sus páginas el lector encontrará todo el drama y el horror del combate naval de Iquique, así como la reconstrucción de las horas previas y el epílogo de aquella derrota.
Pero sobre todo es la semblanza de un hombre más allá de la leyenda. Es la historia de un Prat que cumple funciones de espía en Uruguay, que toca el piano y que no fuma ni bebe. Un hombre que dedica a su esposa Carmela las más bellas palabras, pero que al mismo tiempo carga con la culpa de haberle fallado cuando su primera hija, Carmela de la Concepción, enferma gravemente y muere producto de una afección intestinal. Y es el oficial que se convierte en abogado, que se preocupa de sus hombres y que mastica la frustración de no ir a El Callao en la expedición del almirante Juan Williams Rebolledo.

El resto de la entrevista la pueden leer aquí.

lunes, 27 de abril de 2009

UN ADELANTO DE “LA HERMANDAD DEL VIENTO”

Desde hoy, los ejemplares del segundo título de la trilogía “Leyendas de Kalomaar”, están en las librerías del país. Y el lanzamiento avanza a paso acelerado. Mayo será el mes y dentro de poco estará confirmado el lugar. Mientras tanto, como adelanto de “La Hermandad…”, aquí está un fragmento del primero capítulo. Pronto más noticias.



I
La sombra del destructor

Todo permanecía en silencio, hasta que sobrevino el caos. Al unísono, las tres enormes
puertas del templo de Trepal estallaron convertidas en una tormenta de fuego, madera y metal, asustando a todos los animales de la isla. La mayoría de los Monjes Púrpura cayeron al suelo, en medio del humo y los fragmentos incandescentes. Estaban perdidos.
Durante tres días, el templo más sagrado de la Orden había resistido un incesante ataque con flechas incendiarias, proyectiles lanzados desde catapultas y arietes que intentaban una y otra vez derribar alguna de sus tres centenarias puertas. Y finalmente sus misteriosos atacantes
lo habían conseguido.
Sólo cuando el humo se comenzó a dispersar, los monjes apreciaron en su real magnitud el daño causado por las explosiones. De las tres entradas, dos tenían sus puertas completamente
destruidas y aunque la tercera –la más resistente– no se había derrumbado, sí tenía un enorme forado circular justo al medio. Y de pie, mirándolos fijamente, había al menos unos treinta hombres en cada acceso del templo.
La mayoría llevaba ballestas o espadas de múltiples largos y diseños; otros además portaban escudos de distintas formas geométricas. Casi todos usaban el cabello muy largo, amarrado con pañuelos o aros de metal. Sus ropas eran tan diferentes entre sí como la cantidad de colores en cada una de ellas. Varios también lucían grandes tatuajes en sus brazos y algunos que no llevaban camisa, mostraban orgullosos sus grabados en el pecho y la espalda.
No había ninguna duda, eran piratas.
–¿Quién está a cargo? –dijo una voz grave y gastada.
Pero no hubo respuesta.
Entonces, de entre los hombres apostados ante los restos de la puerta oeste del templo, una figura alta y delgada avanzó hacia los desconcertados monjes. Su cabello era largo y blanco. Vestía completamente de negro, incluyendo guantes y botas del mismo color. Y alrededor de su cuello colgaba un collar hecho con una docena de afilados dientes de turgón, un temible depredador que habitaba las aguas del lejano Mar de Hielo Sur.
La atemorizante figura empuñaba en su mano derecha una espada fabricada con alguna clase de metal rojizo, ya que lanzaba intensos destellos cobrizos bajo la luz del sol. Extrañamente, casi nadie reparó en que a su ancha hoja le faltaba un trozo, de casi un tercio del largo.
–¡No lo diré por segunda vez! –gritó el hombre–.
¿Quién está a cargo?
–Yo…
Uno de los monjes se puso trabajosamente de pie, limpió sus ropas llenas de tierra y hollín, y tras tomar una larga bocanada de aire, avanzó hacia el pirata.
–Yo soy el hermano Betner –dijo mirándolo hacia arriba, ya que el monje era de baja estatura–. Yo… yo… estoy a cargo del templo y…
Pero el monje no pudo terminar su frase, ya que el pirata lo tomó por el cuello y lo acercó violentamente a su rostro. Fue en ese instante cuando el hermano Betner, abrumado por el miedo y la sorpresa, descubrió en una fracción de segundo que el cabello blanco que caía sobre la mitad derecha del rostro del pirata, ocultaba lo que parecía ser una larga y profunda cicatriz. Resultaba imposible saber si era producto de un accidente o una certera estocada. Lo único cierto era que había perdido el ojo.
–Insecto miserable… ¿Acaso piensas que voy a creer que tú eres el líder de estos monjes? Un enano panzón como tú no puede estar a la cabeza de quienes resistieron durante tres días mis ataques.
–Por favor… suéltelo.
Entonces todas las miradas se dirigieron hacia un anciano de barba blanca y medio calvo que caminaba apoyado en un largo bastón de madera verde oscuro. Su vestimenta era púrpura, igual a la del resto de los miembros de la orden, salvo por un detalle: los bordes de sus
mangas tenían una banda plateada.
–No es necesario que el hermano Betner proteja mi identidad –dijo con voz calma el anciano–. Yo soy el hermano Monzet, Gran Kir de la Orden de los Monjes Púrpura, y Guardián Supremo del Templo de Trepal. Dime qué deseas y por qué nos atacas.
Satisfecho, en ese instante el pirata soltó el cuello del hermano Betner, quien cayó pesadamente al suelo, jadeando. Todos los piratas estallaron en risas y burlas.
–¿Sabes quién soy?
–Sí –respondió el Gran Kir–. Eres el pirata Talbor, al que muchos llaman El Destructor.
–Entonces, si sabes quién soy –masculló el pirata–, explícame por qué no estás de rodillas suplicando por tu vida.
–Porque no te temo. Ni a ti ni a tus hombres. Mi fuerza no está en las armas, sino en mi espíritu.
Nuevamente los piratas comenzaron a gritar y a burlarse de los monjes. Pero entonces Talbor levantó su mano derecha y al instante todos enmudecieron.
–Eres un viejo valiente… o muy torpe. Lo reconozco –comentó el pirata, caminando lentamente alrededor del monje–. Pero eso hoy no te va servir de mucho.
–Puedes hacerme lo que quieras, no me intimidas. No te tengo miedo –respondió Monzet.
–Es verdad, los Monjes Púrpura son famosos por su paciencia, generosidad y sacrificio –recitó el pirata en voz alta–. Cada uno está dispuesto a padecer hambre, sed, frío… incluso dolor extremo si fuese necesario. ¿Pero qué pasaría si el sacrificio fuese para otros?
–Hable claro…
–¿Quiere que hable claro, hermano Monzet? Pues bien, si no me entrega la Garra de Famir, le diré a mi tripulación que comience a decapitar a todos sus monjes. Uno por uno, hasta que no quede nadie. Y usted será el último.
Un murmullo en voz baja recorrió tanto a monjes como a piratas, todos igual de sorprendidos por las palabras de Talbor.
–No sé de qué habla.
–Hermano Monzet, después de tres días de asedio a su templo, que por cierto más parecía una fortaleza, no me queda mucha paciencia. Créame.
Sin decir palabra, Talbor chasqueó los dedos y tres de sus hombres se acercaron corriendo. Y al llegar hasta él, los piratas se arrodillaron con las cabezas gachas, en muestra de respeto.
–Elijan a tres… cualquiera.
Rápidamente cada uno miró a su alrededor, buscando al azar, hasta elegir al monje más cercano. Luego desenvainaron sus espadas, aguardando la orden de Talbor.
–A la cuenta de tres, córtenles las cabezas.
–¡No! –exclamó el hermano Monzet– ¡Somos hombres de paz!
–Uno.
Los tres piratas levantaron al mismo tiempo sus brazos, listos para descargar el filo de sus espadas sobre sus víctimas.
–¡Por favor! ¡Ellos no tienen que correr esa suerte!
–Dos.
Los monjes cerraron sus ojos y cruzaron serenamente sus brazos sobre el pecho. Ninguno de los piratas estaba familiarizado con el ceremonial de los Monjes Púrpura, así que nunca supieron que sus víctimas estaban rezando.
–¡No lo haga! ¡Ellos ni siquiera saben lo que es la Garra
de Famir!
–Y…
–¡Está bien! ¡Está bien! –exclamó el hermano Monzet–. Yo le daré lo que busca, pero con una condición.
–Hermano Monzet, usted puede ser el Gran Kir de los Monjes Púrpura, pero no está en posición de exigir condiciones. Mire a su alrededor, nosotros controlamos ahora su templo y toda esta isla.

miércoles, 22 de abril de 2009

"MEG"



¿Por qué leer una novela sobre un tiburón prehistórico? Básicamente porque es muy entretenida y el despliegue high-tech está bueno. Y por lo mismo, encabeza la lista de best sellers que van directo a convertirse en guiones de Hollywood. Aquí pueden leer el comentario que publiqué hoy en EMOL.




“MEG”: El ataque del megatiburón prehistórico

Olvide los dinosaurios clonados o los monstruos espaciales, porque el protagonista de esta novela es capaz de devorarlos a todos.

Imagine un animal marino de quince a veinte metros de largo, con dientes que midan treinta centímetros de longitud, y un peso cercano a las veinte toneladas. Sin duda, un animal aterrador e imbatible, sólo posible en los mares del período cretácico. ¿Su nombre? Carcharodon megalodon. Ahora piense qué pasaría si ese predecesor del actual tiburón blanco, reapareciera hoy en nuestras costas… hambriento.
Exactamente esa es la premisa de “MEG” (Océano/VíaMagna, 2008), del escritor estadounidense Steve Alten, quien se hizo conocido mundialmente con best sellers como “El Testamento Maya” y “La Resurrección Maya”. Y que ahora prolonga su éxito con esta reedición en castellano de “MEG”.
El foco de la historia es Jonas Taylor, un doctor en paleontología que carga en su memoria con una experiencia que nadie parece dispuesto a creer: un encuentro cara a cara, en lo más profundo del océano, con un Carcharodon megalodon.

martes, 21 de abril de 2009

EL DESEMBARCO DE LAS NOVELAS GRÁFICAS CHILENAS



Soplan vientos favorables en el ámbito de la ficción nacional. Los proyectos editoriales se están concretando a pesar de la crisis y eso es demuestra que existe una verdadera cantera de talento nacional esperando la oportunidad de mostrar su trabajo. Ya el 2008 estuvo lleno de estupendos resultados. Y ahora, además de novelas y antologías, estamos viendo que la novela gráfica, al alero de Mythica Ediciones, cobra fuerza.
Así lo demuestran diferentes proyectos en proceso, como “Karma Police” de Jorge Baradit (“Synco”), con fecha de entrega para el próximo año, y “1899” de Francisco Ortega (“El Número Kaifman”), que debiera llegar a las librerías en diciembre.
A ellos se suman los proyectos de Sergio Amira (“Identidad Suspendida”) y Roberto Ampuero (“El Caso Neruda”). Sin duda, un mundo de oportunidades. Y si no lo creen, vean el artículo de hoy en La Tercera.

lunes, 20 de abril de 2009

COMIENZA LA CUENTA REGRESIVA PARA “LA HERMANDAD DEL VIENTO”



Finalmente el proyecto se convierte en realidad. “La Hermandad del Viento”, la segunda parte de mi trilogía fantástica “Leyendas de Kalomaar”, llega a las librerías nacionales el próximo lunes 27 de abril. Son 317 páginas de acción y aventuras para lectores de todas las edades, ilustradas por el talentoso Rodrigo Vidaurre.
En 2007 Editorial Universitaria reeditó “La Lanza Rota”, libro ganador del Concurso de Literatura Juvenil Marcela Paz, con un nuevo diseño y formato. Y a partir de su éxito fue que nació la idea de una trilogía.
Así que los invito a conocer “La Hermandad del Viento”, con el sincero deseo de que disfruten su lectura tanto como yo disfruté escribiéndolo.
Y sigan atentos, porque en el blog iré subiendo las novedades que vayan surgiendo.

martes, 14 de abril de 2009

INNOCENT BLOOD (1992)



Aprovechando el furor mediático que estamos viviendo con los libros y películas de vampiros, rescato a “Innocent Blood” como un ejemplo medio “pulp” del género, pero que tiene varios méritos a su favor.
Para comenzar, es una película dirigida por John Landis, responsable de joyitas como la “Twilight Zone: The Movie” (1983), “Amazon Women on the Moon” (1987), “The Blues Brothers” (1980) y “An American Werewolf in London” (1981). Es decir, un artesano del horror y la ironía.
Y con “Innocent Blood”, Landis se aventuró en una historia que combina vampiros con mafiosos italianos.
Filmada en la zona de Pittsburgh (Pennsylvania), la cinta nos presenta a Marie, interpretada por Anne Parillaud (“Nikita”), una mujer vampiro que se alimenta de criminales, operando como una especie de “control de plaga” para la sociedad. Y que cuando termina de succionar la sangre de su víctima, se asegura de que no se convierta en otro de su misma especie, disparándole en la cabeza. Obvio, salvo los zombies, sin sistema nervioso no hay forma de funcionar.

Pero un día algo sale mal y tras morder al jefe mafioso Salvatore “The Shark” Macelli (Robert Loggia), éste sobrevive y ella apenas logra escapar. Macelli se transforma en vampiro y empieza a convertir a sus gangsters. Es decir, un ejército de mafiosos inmortales.
Marie entonces encontrará ayuda —y el amor— en un policía encubierto que está infiltrado en la organización de Macelli: Joseph Gennaro (Anthony LaPaglia).
“Innocent Blood” reúne suspenso, romance gore y unas actuaciones inolvidables, con un elenco notable. Sin duda, una vuelta de tuerca original y que obviamente sólo funciona con Landis tras las cámaras. Imperdible ver a Sam Raimi como el patólogo de la morgue.

viernes, 3 de abril de 2009

“LEYENDAS DE KALOMAAR” EN REVISTA “VIVE!”



Una grata sorpresa para comenzar abril. En el ejemplar de este mes de la revista “Vive!”, de VTR, viene un artículo titulado “El Boom de los Adolescentes Ilustrados”, que aprovecha el estreno de “Las Crónicas de Spiderwick” en Movie City para tocar el tema de la literatura juvenil y su relación con el cine.
En este contexto, el autor gentilmente dedicó un buen espacio del artículo a contar qué es lo que está pasando con este género en Chile. Y allí, entre varios insignes autores nacionales, aparecen mencionados “La Lanza Rota” y “La Hermandad del Viento”, las dos primeras partes de mi trilogía fantástica “Leyendas de Kalomaar”. Así que muchas gracias al equipo de la revista.
También son destacables los adelantos para 2009 en este género, como el nuevo libro de Jorge Baradit (“Synco”) y la misteriosa novela de vampiros de una autora chilena que Alfaguara lanzará en el segundo semestre.

miércoles, 1 de abril de 2009

BATMAN EN BARCELONA


Hoy todos los sitios web de noticias españoles (como La Vanguardia o El País) llevan destacado que Batman tendrá su primera aventura en España, específicamente en Barcelona. Todo un acierto, sobre todo por el marco arquitectónico que le ofrece esta bellísima ciudad al conocido vigilante. Ojalá sea una iniciativa que pronto traiga a este superhéroe o a otros hasta Sudamérica.

Batman acecha la Sagrada Familia
Se publica la portada de la primera aventura del hombre murciélago en Barcelona

La esperada aventura de Batman en Barcelona ya tiene portada, dibujada por el historietista Jim Lee, y en la que se vislumbra la Sagrada Familia tras un imponente hombre murciélago que recorrerá, en Batman en Barcelona: El Caballero del Dragón, los lugares más emblemáticos de la Ciudad Condal. La aventura de Batman en la capital catalana, anunciada por la editorial Planeta De Agostini en febrero, verá la luz el 29 de mayo, durante la 27ª edición del Salón del Cómic de Barcelona, y se publicará en Italia, España y Estados Unidos (DC Comics) de manera simultánea.


La primera imagen de este cómic de 48 páginas -de las cuales diez serán extras exclusivos- es obra del historietista y dibujante de portadas Jim Lee, que ya ha trabajado para el hombre murciélago en otras ocasiones. Mark Waid, el guionista de la historia, presentará el cómic en el Salón del Cómic de Barcelona. Además, el salón acogerá la exposición Batman: Barcelona el Caballero del Dragón en la que se podrán ver páginas originales de la obra, dibujadas por los españoles Diego Olmos y Marta Martínez. El libro incluirá una introducción del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y costará 5,95 euros.