martes, 31 de marzo de 2009

¿POR QUÉ LOS VAMPIROS NO HAN SOBREPOBLADO EL PLANETA?



Sí, lo sé, es una pregunta tan desconcertante como innecesaria. Pero aunque no lo crean, hay gente que sí se la hizo en términos serios y bastante científicos. En el blog Punk Rock Operations Research se dieron el trabajo de exponer ese tema y hacer algunos cálculos, al punto que NewScientist lo recogió y le aplicó la ecuación de depredadores-presas de Lotka-Volterra. Es decir, se lo tomaron profesionalmente.
¿Cuántos nuevos vampiros puede crear un solo vampiro? Si son inmortales, ¿por qué no hay una explosión demográfica de vampiros? ¿Quiénes son los depredadores naturales de los vampiros? ¿Los hombres lobo? ¿Los cazadores de vampiros? Está bien entretenido, sobre todo los comentarios del blog, que ofrecen aportes para dilucidar el tema.

lunes, 30 de marzo de 2009

MAURICE JARRE (1924-2009)



Otra de las grandes figuras del cine y la música sale al paso de la eternidad: Maurice Jarre. Uno de esos compositores que dejaron huella con sus bandas de sonido y cuyo nombre está vinculado a cintas que hace rato son clásicos, como “Lawrence de Arabia” o “Doctor Zhivago”. Pero también compuso partituras para películas como “Mad Max III” y “Testigo en Peligro”, entre sus más de 150 bandas de sonido.
Incluso vino a Chile y dio un inolvidable concierto en la Quinta Vergara, donde interpretó los pasajes más conocidos de sus composiciones para el cine.
A continuación, la noticia según BBC:
El compositor francés Maurice Jarre, conocido por haber creado la música de películas inolvidables de Hollywood, falleció en Los Ángeles a los 84 años víctima de cáncer.
Jarre, padre del músico Jean-Michel Jarre, se destacó relativamente tarde en su vida.
Se hizo mundialmente famoso en 1962, cuando compuso la música del film “Lawrence de Arabia”, que le valió el premio Oscar de la Academia de Hollywood.

Luego ganó otros dos Oscars más por las películas “Doctor Zhivago” y “Pasaje a la India”.
Jarre trabajó con algunos de los directores más importantes de la historia del cine, como Luchino Visconti, Alfred Hitchcock, John Huston y David Lean.
También compuso música sinfónica para teatro, ballet y televisión, incluyendo la miniserie “Jesús de Nazaret” de los años 70.

Jarre se mudó a Estados Unidos en la década de los años 60. Se casó cuatro veces y es el padre del compositor Jean-Michel Jarre, un pionero de la música electrónica.
Una de sus últimas apariciones públicas fue en el Festival Internacional de Cine de Berlín en febrero pasado, cuando recibió un premio por su trayectoria.
En aquel momento el director del festival, Dieter Kosslick, dijo: “A menudo, los compositores de música para películas se quedan en la sombra de grandes directores y estrellas”.
“Es diferente con Maurice Jarre: la música de ‘Doctor Zhivago’, como gran parte de su trabajo, es famosa mundialmente y forma parte de la historia del cine”, completó Kosslick.

viernes, 27 de marzo de 2009

LIBROS DE VAMPIROS 2009



Desde hoy está disponible en EMOL un especial que armé sobre libros de vampiros que ya están en Chile o llegarán durante 2009 a las librerías locales. Una lista interesada y muy variada, que estoy seguro hará las delicias de los seguidores de esta corriente. Y que son muchos. Así que no se lo pierdan.

Si alguien creyó que con la publicación de “Amanecer” —la cuarta entrega de la saga juvenil de vampiros creada por Stephenie Meyer— se cerraba el fenómeno literario de los “no muertos”, está muy equivocado. Porque este año, la agenda de publicaciones que de una u otra manera retoman y actualizan el mito de estas criaturas sedientas de sangre, se está copando a gran velocidad.
El apetito literario del público juvenil (y también adulto, aunque muchos no lo reconozcan) entusiasmó tanto a las grandes editoriales internacionales, que ya están trayendo los títulos y sagas más exitosos de sus respectivos mercados. Pero mucha atención, porque Chile tampoco se queda atrás en este subgénero.
Editorial Norma tiene planeado lanzar este año “Las Zapatillas de Drácula”, del chileno Patricio Jara, que reúne dos relatos inspirados en hechos reales. Y Alfaguara ya prepara el lanzamiento de una novela de vampiros escrita por una autora local, cuyo nombre guardan todavía en reserva.
Además, durante 2009 también veremos el aterrizaje literario del director de cine Guillermo del Toro (“Hellboy”, “El Laberinto del Fauno”, “El Hobbit”, ) con la primera entrega de su trilogía de vampiros: “The strain” (“El Virus”). Así que prepárense para un año que estará llenó de sangre, suspenso y romance.

La galería completa de títulos la pueden revisar aquí.

viernes, 20 de marzo de 2009

HOY SE ACABA “GALACTICA”



En efecto, esta noche cae el telón para la cuarta y última temporada de una de las series de ficción más comentadas, adictivas e inolvidables de la televisión en los últimos años.
Sin duda se transformó en una serie que desde ahora marcará un antes y un después en términos de lo que significa contar una historia. Y aunque se han escrito toneladas de artículos, rescato el estupendo artículo sobre “Battlestar Galactica” que Jorge Baradit publicó hace algunos números en la revista de VTR, donde está todo (sí, todo) lo que explica el éxito y calidad de esta serie.
Hoy el Los Angeles Times trae una mini entrevista con Ron Moore, creador de la serie, que pueden leer aquí. Y que ofrece información interesante sobre la vida post “Galactica”.
Por último, no me deja de impresionar la forma en que esta serie fue tomando cuerpo. Sobre todo para alguien como yo, que tuvo la oportunidad de ver la serie original a fines de los años ’70, con todos sus pros y contras: lamentables efectos especiales (igual eran de lo mejorcito en ese entonces), tramas derechamente absurdas, etc. Y que hoy cuesta ver en las mañanas del sábado o domingo en TCM. Porque envejeció y mal, dejando sólo una cáscara nostálgica.
El mundo cambió muchísimo y gran velocidad. Y esta serie supo dar cuenta de eso.

viernes, 6 de marzo de 2009

“WONDER WOMAN”, LA PELÍCULA



Esta semana en Estados Unidos se lanzó directamente al DVD “Wonder Woman”, un largometraje animado basado libremente en la historia "Gods and Mortals” de George Perez (1987).
Esta es la cuarta cinta basada en el universo DC en conjunto con Warner Premiere and Warner Bros. Animation. Las anteriores fueron títulos bastante conocidos: “Superman: Doomsday”, “Justice League: The New Frontier” y “Batman: Gotham Knight”. Y se espera otra más dentro de poco: “Green Lantern: First Flight”.
La cinta está dirigida por Lauren Montgomery, que tuvo a su cargo la segunda parte de “Superman: Doomsday” y el storyboard para “The New Frontier”. Y el guión corrió por cuenta de Gail Simone y Michael Jelenic.



Con una trama que combina la historia clásica de Wonder Woman con la guerra entre dioses, mortales y semidioses, las voces corren por cuenta de actores bastante conocidos: Keri Russell (Wonder Woman), Nathan Fillion (Steve Trevor), Alfred Molina (Ares), Rosario Dawson (Artemisa), Marg Helgenberger (Hera), Oliver Platt (Hades), Virginia Madsen (Hipólita), John DiMaggio (Deimos) y David McCallum (Zeus), entre otros.
Es cierto, el dibujo es distinto a lo que nos tenía acostumbrada la JLU, pero no desmerece en nada. Será porque, en mi opinión, DC Comics pone más garra y corazón al momento de traspasar sus personajes del papel al DVD. No sé, me siguen gustando más sus versiones que las de Marvel. En todo caso, todo es bienvenido.

“WATCHMEN” SEGÚN ALEJANDRO LECAROS



Es probable que muchos ya lo hayan visto, pero de todos modos me parece bien que tenga un poco más de difusión. Me refiero al artículo que el gran Alejandro Lecaros escribió en La Zona sobre Alan Moore, a raíz del estreno de la polémica versión cinematográfica de “Watchmen”.
En las últimas semanas hemos leído muchos artículos de él, sobre él, etc. Y me parece que el artículo de Lecaros es de los más completos. Así que no dejen de revisarlo aquí. Además, tiene el inmenso valor agregado de contar con los links de los cómics de Moore en la web.

martes, 3 de marzo de 2009

¿POR QUÉ LEER "WATCHMEN"?



En EMOL me ofrecieron escribir una nota sobre "Watchmen", enfocado sólo en la novela gráfica. Así que aquí está.


¿Por qué leer “Watchmen”?

Este cómic no es una obra acerca de superhéroes ni personas disfrazadas. Lejos de eso, esta novela gráfica aborda temáticas tan complejas y adultas como los alcances del poder y el miedo a la autodestrucción.

Desde su publicación entre 1986 y 1987, “Watchmen” ha sido objeto de innumerables análisis e interpretaciones en todo el mundo. Y se han gastado verdaderos ríos de tinta para abordar desde diferentes ángulos un cómic que para la inmensa mayoría de la población —a pesar de su indiscutible valor— sólo se volvió masivo a partir de la versión cinematográfica de Zach Snyder (“300”), que llega a Chile este jueves.
Creada por la dupla británica formada por el guionista Alan Moore (“V de Vendetta”, “La Liga Extraordinaria”, “From Hell”) y el dibujante Dave Gibbons (“Give Me Liberty”), esta historia se transformó en la primera novela gráfica cuando la editorial DC Comics decidió en 1988 reunir los 12 números originales en un solo volumen.
La trama está ambientada en un 1985 alterno, donde Estados Unidos está al borde de la guerra nuclear con la Unión Soviética, el conflicto de Vietnam acabó en victoria y Richard Nixon cumple su tercer mandato, gracias a que jamás se descubrió el escándalo Watergate.
Un mundo donde los superhéroes, en rigor vigilantes enmascarados sin poderes —salvo el Dr. Manhattan, que tras un accidente nuclear es sólo energía—, han sido ilegalizados hace mucho por el Acta Keene. ¿La razón? La desconfianza y rechazo que despertaban en la población.
Pero el asesinato de un antiguo enmascarado, El Comediante, será el motivo para el reencuentro de los ex vigilantes Rorschach, Búho Nocturno, Doctor Manhattan, Espectro de Seda y Ozimandias.
“Watchmen” es sin duda el punto de inflexión entre la era de los superhéroes luminosos y políticamente correctos, y el inicio de un estilo narrativo realista —unido a una estética equivalente— que da cuenta de héroes oscuros, ambiguos en su moral y carentes de ética. Esclavos de sus traumas y también de sus pasiones, parecen verdaderos semidioses caídos.

El resto del artículo lo pueden leer aquí.

domingo, 1 de marzo de 2009

UN WESTERN SUDCOREANO



Hace rato que los sudcoreanos están marcando tendencia en el cine. Basta pensar en “The Host” (2006), esa extraña combinación de terror, comedia y drama, a cargo del director Bong Joon-ho o “Hierro 3” (2004), de Kim Ki-duk.
También es el caso de la prolífica trayectoria de Chan-wook Park, director de “Oldboy” y “I'm A Cyborg But That's Ok”, entre otras.
Ahora es el turno de “The Good, the Bad, and the Weird”, un western ambientado en China que tiene a Kim Ji-woon detrás de las cámaras.
Inspirada obviamente en el clásico de Sergio Leone “El Bueno, el Malo y el Feo”, fue pre estrenada en mayo de 2008 en el Festival de Cannes.
Ambientada en Manchuria durante los años ’30, la trama gira en torno a un mapa en manos de los japoneses y tres hombres que desean apoderarse de él, aunque tengan que enfrentarse a las tropas japonesas. Algo me dice que no va a llegar a Chile.

PHILIP JOSE FARMER (1918-2009)



Para muchos hoy su nombre puede resultar desconocido, pero el escritor estadounidense Philip Jose Farmer, es sin duda una de las figuras clave de la literatura de ciencia ficción en inglés. Ya sea por su aclamada saga del "Mundo Río" (1970) o por la insólita polémica que produjo su libro "The Lovers", que incorporó por primera vez el sexo en las novelas de ciencia ficción (polémica que hoy sin duda resulta incomprensible).
Adjunto el obituario de The New York Times, que me pareció el más completo que encontré. Obviamente más información pueden encontrar en su página web oficial.

Philip José Farmer, Daring Science Fiction Writer, Dies at 91

By GERALD JONAS
THE NEW YORK TIMES

Philip José Farmer, a prolific and popular science fiction writer who shocked readers in the 1950s by depicting sex with aliens and challenged conventional pieties of the genre with caustic fables set on bizarre worlds of his own devising, died Wednesday. He was 91 and lived in Peoria, Ill.

His official Web site, pjfarmer.com, announced his death, saying he had “passed away peacefully in his sleep.”

Mr. Farmer’s blend of intellectual daring and pulp-fiction prose found a worldwide audience. His more than 75 books have been translated into 22 languages and published in more than 40 countries. Though he wrote many short stories, he was best known for his many series of multiple novels. These sprawling, episodic works gave him room to explore the nuances of a provocative premise while indulging his taste for lurid, violent action.

In his Riverworld series Mr. Farmer imagined a river millions of miles long on a distant planet where virtually everyone who has died on Earth is physically reborn, strong and vital, and given a second chance to make something of life.

In the first of the series, “To Your Scattered Bodies Go,” a reborn character discovers that his “skin was smooth, and the muscles of his belly were ridged, and his thighs were packed with strong young muscles.”

“He no longer had the body of the enfeebled and sick 69-year-old man who had been dying only a moment ago. And the hundred or so scars were gone.”

In his Dayworld series, an overpopulation crisis on Earth has been relieved by a technical fix: each person spends one day a week awake and the other six days in suspended animation. In his World of Tiers series, mad demigods create pocket universes for their own amusement, only to face rebellion from their putative creatures.


In a genre known for prolific writers, Mr. Farmer’s output was famously prodigious. At one point in the 1970s he had 11 different series in various stages of completion. Even some of his admirers said he wrote too much too fast. The critic Leslie Fiedler said that his work was sometimes sloppily written but added that was a small price to pay for the breadth of Mr. Farmer’s imagination.

Mr. Farmer made no apologies for his excesses. “Imagination,” he said, “is like a muscle. I found out that the more I wrote, the bigger it got.”

Philip José Farmer was born Jan. 26, 1918, in North Terre Haute, Ind. He grew up in Peoria, where his father, a civil engineer, was a supervisor for the power company. A voracious reader as a boy, Mr. Farmer said he resolved to become a writer in the fourth grade. After washing out of flight training in World War II, he went to work in a steel mill while attending Bradley University in Peoria at night and writing in his spare time.

His first success came in 1952 with a story called “The Lovers,” about a man seduced by an alien with an unusual reproductive system. The story was rejected by the two leading science fiction editors; both said that its graphic description of interspecies sex made them physically ill. Published in a pulp magazine called Startling Stories, the story won Mr. Farmer his first Hugo as “most promising new writer.”


Emboldened, he quit his job to become a full-time writer. Entering a publisher’s contest, he won the $4,000 first prize for a novel that held the germ of his Riverworld series. But an unscrupulous editor failed to deliver the money, and the manuscript was lost. Struggling financially, Mr. Farmer left Peoria in 1956 to become a technical writer. He spent the next 14 years working for defense contractors, from Syracuse, N.Y., to Los Angeles, while continuing to write science fiction on the side.

With the loosening of social taboos in the 1960s, Mr. Farmer emerged as a major force in the genre. In a 1966 story set on Riverworld, one of the resurrected is a resentful Jesus, angry that he had been deceived about the nature of the afterlife.

Mr. Farmer won a Hugo for his 1967 novella “Riders of the Purple Wage,” a satire on a cradle-to-grave welfare state, written as an exuberant pastiche of James Joyce’s “Ulysses.” His 1971 novel “To Your Scattered Bodies Go” also won the Hugo.

After moving back to Peoria in 1970, Mr. Farmer published 25 new works over the next decade. A 1975 novel, “Venus on the Half-Shell,” created a stir beyond the genre. The jacket and title page identified the author only as Kilgore Trout, a fictional character who appears as an unappreciated science fiction writer in several of Kurt Vonnegut’s novels. Although Mr. Farmer claimed he had permission for this playful hoax, Vonnegut was not amused to learn that some reviewers not only concluded that he had written “Venus on the Half-Shell” but that it was a worthy addition to the Vonnegut canon.

Mr. Farmer also wrote full-length, mock-scholarly “biographies” of Tarzan and Doc Savage, two of the pulp heroes whose stories had inspired him to become a writer.


Mr. Farmer had his detractors. “A humdrum toiler in the fields of science fiction,” Christopher Lehmann-Haupt wrote in The New York Times in 1972. But Mr. Fiedler saw in Mr. Farmer’s approach to storytelling a “gargantuan lust to swallow down the whole cosmos, past, present and to come, and to spew it out again.”

In the Riverworld series, for example, Mr. Farmer resurrected not just historical personages like Samuel Clemens and the explorer Richard Francis Burton but legendary figures like Odysseus and Gilgamesh.

He is survived by his wife, Bette, his son, Philip, his daughter, Kristen, and several grandchildren and great-grandchildren.

An agnostic from the age of 14, Mr. Farmer was ambivalent about humanity’s hunger for life after death. “I can’t see any reason why such miserable, unhappy, vicious, stupid, conniving, greedy, narrow-minded, self-absorbed beings should have immortality," he said in Science Fiction Review in 1975.

But he added, “When considering individuals, then I feel, yes, this person, that person, certainly deserves another chance.” Life on this planet, he said “is too short, too crowded, too hurried, too beset."