martes, 25 de noviembre de 2008

THE UMBRELLA ACADEMY: DALLAS



Mañana, 26 de noviembre, llega a las librerías y tiendas de cómics de Estados Unidos el primer número de la segunda serie de “The Umbrella Academy”, subtitulada “Dallas”.
Escrita por Gerard Way, el vocalista de la banda My Chemical Romance, el año pasado “The Umbrella Academy: Apocalypse Suite” sorprendió al público y la crítica. E incluso ganó un Eisner Award.
Es cierto, parece una versión más gótica de X-Men, pero como si la hubiesen metido en una juguera con todo lo que escribió Lovecraft, Poe y Ballard.
“The Umbrella Academy” narra la vida de un grupo de superhéroes adoptados por un inventor llamado Reginald Hargreeves (que en verdad es un alienígena) y los conflictos entre sus miembros.
Los seis números de la primera parte tuvieron en los dibujos a Gabriel Bá, portadas de James Jean y colores de Dave Stewart.
Cuando le preguntaron a Way cuáles habían sido las influencias de su trabajo, fue categórico: Grant Morrison a cargo de “Doom Patrol” y Pat McEown con “ZombieWorld: Champion of the Worm”.
Las versiones no confirmadas hablan de un acercamiento entre Dark Horse y Universal para una adaptación cinematográfica. Y que Alfonso Cuarón sería el director. Quién sabe...
Aquí pueden ver el trailer de Dark Horse.

viernes, 21 de noviembre de 2008

EL FUTURO QUE NO FUE (Parte 1)

Imaginar el futuro es una cosa y otra diferente cómo resulta ser al final. El punto es qué tan distintos resultan ambos. Y si bien no existe la carrera de “futurología” (al menos no todavía), sí existen muchos escritores, directores de cine y televisión, y analistas de distinta categoría, que practican esta tendencia. En ese contexto, resulta fascinante mirar atrás y ver cómo alguna vez se imaginó el futuro, sobre todo en pantalla. Un futuro que ya está convertido en pasado y que claramente no calza. Hoy muchos agrupan estas visiones bajo el concepto de “retrofuturismo”, que perfectamente abarca desde “Los Supersónicos” hasta “2001: Odisea del Espacio”. Aquí van algunos ejemplos rápidos:

Tierra de Gigantes (1968): El 12 de junio de 1983, el vuelo suborbital 612 que cubre la ruta Los Angeles-Londres, se pierde con todos sus pasajeros tras cruzar una anomalía espacial (hoy diríamos que cruza por un “agujero de gusano”) que los traslada a un planeta habitado por una raza aparentemente humana, pero 12 veces más grande que ellos y con unos 30 a 40 años de retraso en desarrollo tecnológico. De ahí en adelante, a lo largo de 51 capítulos, estos náufragos espaciales tendrán que vivir escapando de gatos, arañas, policías (todo indica que existe un gobierno global no democrático) y científicos trastornados que desean conocer sus secretos.



Perdidos en el espacio (1965): Es 1997 y la Tierra están absolutamente superpoblada. La única esperanza es iniciar un proceso de colonización espacial y para ello la familia Robinson despega a bordo del Júpiter 2 en una misión rumbo a Alfa Centauri. Lamentablemente el sabotaje del doctor Zachary Smith los saca de su trayectoria, dejándolos a la deriva. Trajes plateados, “armas de rayos” y un robot que es un clásico.

martes, 18 de noviembre de 2008

EL NUEVO TRAILER DE "STAR TREK"



J.J. Abrams le cambió la cara a Star Trek. Y se nota. No hay más que agregar, sólo ver el trailer y esperar a que llegue a las pantallas locales.

viernes, 14 de noviembre de 2008

A 20 AÑOS DEL DESPEGUE DEL “BURÁN”



No hay duda, este es uno de mis temas favoritos: La historia del transbordador soviético “Burán”, que alcanzó a viajar al espacio sólo una vez. Claro, hay otros temas, como el Titanic, las ciudades perdidas y una lista nada despreciable. Pero hoy es el turno del “Burán” y del artículo que escribí para EMOL que pueden leer aquí. ¿Y si lo hubieran desarrollado antes? ¿Cómo habría sido una carrera espacial con transbordadores estadounidenses y soviéticos jugando al gato y el ratón en órbita?


La insólita historia del transbordador espacial soviético

Hace 20 años, el 15 de noviembre de 1988 la URSS envió al espacio al “Burán”, su propia versión de una nave espacial reutilizable. Un fallido intento por alcanzar a EE.UU. en la carrera espacial entre ambas potencias.


Aunque fue el más ambicioso proyecto espacial soviético desarrollado durante las últimas décadas de la Guerra Fría, hoy la mayoría de la gente ni siquiera sabe que existió. Y sólo algunos lo recuerdan vagamente, casi como un rumor. ¿Su nombre? “Burán”, el primer y único transbordador espacial que construyó la URSS.
Su desarrollo comenzó en 1976, como lógica respuesta al programa de transbordadores espaciales de EE.UU. En ese entonces el Kremlin temía que este nuevo vehículo podía llegar a cumplir misiones militares y por eso decidieron desarrollar su propia versión de una nave espacial reutilizable.
El “Burán”, que en ruso significa “tormenta de nieve”, se construyó entre 1980 y 1984. Pero Estados Unidos ya había tomado la delantera y en abril de 1981 envió al espacio al “Columbia” con dos astronautas a bordo.
El “Burán” tuvo que esperar hasta 1988 para realizar su primer y único vuelo al espacio, y sin tripulación. Acoplado al poderoso cohete “Energía”, especialmente diseñado para transportarlo, el 15 de noviembre el “Burán” despegó desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán). Y durante 206 minutos alcanzó a orbitar dos veces la Tierra.
Sin embargo, a pesar del retraso frente a EE.UU., el programa siguió adelante con la construcción de un segundo transbordador soviético a partir de ese mismo año. El objetivo era igualar la flota estadounidense, sumando un total de cinco vehículos.
En 1989 Moscú programó un segundo vuelo no tripulado del “Burán” para 1993 que duraría entre 15 y 20 días. Además, considerado una pieza clave para el funcionamiento y mantención de la estación espacial MIR (1986-2001), se ordenó la introducción de modificaciones al diseño original —como asiento eyectores— a partir del tercer transbordador.
Pero a medida que la Guerra Fría llegaba a su fin, la URSS resentía cada vez más sus problemas de presupuesto. Cuando en diciembre de 1991 Mijaíl Gorbachov anunció a todo el mundo la desaparición del gigante comunista, el programa iniciado con el “Burán” ya estaba en peligro. Y el 30 de junio de 1993 fue oficialmente cancelado por el Presidente Boris Yeltsin.
Casi diez años después, el 12 de mayo de 2002, el hangar en Kazajstán donde se guardaba el “Burán” se derrumbó por falta de mantenimiento, matando a ocho personas y destruyendo al transbordador y al propulsor “Energía”. El sueño soviético de tener una nave espacial reutilizable llegó así a su fin.

EL TERROR DE “LA PUERTA OSCURA”



Uno de los platos fuertes de esta FILSA —próxima a terminar— es la presentación, mañana sábado a las 18:00 horas, del libro “La Puerta Oscura”, del español David Lozano. El libro ambientado en París se las trae con su atmósfera gótica y sus personajes que deambulan entre el mundo de los vivos y el de los muertos. En EMOL subieron la entrevista que le hice y como es un poco larga, pueden ver su versión completa aquí.

-El tema de que existe un universo tan complejo, lleno de criaturas y personajes más allá de la vida (o mejor dicho, después de ella), ¿cómo surgió? ¿Por qué te interesa tanto este tema?

-Para la recreación del Más Allá buscaba una ambientación que recordara los terrores atávicos, las pesadillas más ancestrales. Y en eso Lovecraft es un indiscutible maestro. Desde un principio tuve claro que la oscuridad debía constituir un elemento primordial del Otro Lado. No tanto porque mi concepción auténtica del Más Allá sea siniestra, sino porque la negrura la asociamos con lo desconocido, con la incertidumbre, con el Mal... Y el ser humano es, ante todo, curioso. Lo misterioso da mucho juego, nos arrastra, aparte de que mi forma de escribir concede una gran importancia a las atmósferas, y los escenarios góticos. Por tanto las composiciones con ruinas, cementerios, la noche, son perfectas para lo que yo pretendo al escribir: que el lector experimente emociones fuertes, que se sumerja de lleno en la historia, que viva la aventura.

-Siguiendo con lo anterior, ¿crees que existe alguna conexión entre tu trabajo y, por ejemplo, cintas de Tim Burton como "Beetlejuice" o "El Cadáver de la Novia"?

-Por supuesto. Sobre todo con el Burton de "El Cadáver de la Novia", "El Jinete sin Cabeza" o "Sweeney Todd", pues se ve con mayor nitidez la ambientación siniestra, gótica. No obstante, en "El Cadáver de la Novia", como pasa en tantas historias de muertos que interfieren en la vida de los vivos, apenas se recrea el Más Allá, el núcleo de la trama se desarrolla en realidad en el mundo de los vivos. Por el contrario, yo lo que hago es trasladar al vivo a la región de los muertos, y es allí donde tiene lugar la verdadera aventura, lo que me ha obligado a construir todo un mundo de ultratumba.

jueves, 13 de noviembre de 2008

ÁLVARO BIZAMA POR PARTIDA DOBLE




Hoy en EMOL subieron una muy buena entrevista a Álvaro Bizama, a partir de su doble presencia en la FILSA 2008: “Cien Libros Chilenos”, ya mencionado en este blog y que se lanza este domingo en la FILSA a las 19:30 y “Música Marciana”.
La entrevista completa aquí.

UNDERWORLD: THE RISE OF THE LYCANS



Por lo visto ya se materializó la idea de una precuela para “Underworld” y así darle el toque final para convertir la franquicia en trilogía. Porque después de todo, hablar de una trilogía cinematográfica o literaria suele darle peso a los temas (aunque en verdad no lo tengan). Es cierto que los vampiros son una mezcla entre “Blade” y “Matrix”. Pero señores, esto es cine de entretención y no un postulante al Oscar. En todo caso, una pena que no aparezca Kate Beckinsale, porque era un valor agregado en sí mismo. Mientras esperamos su estreno en 2009, aquí va el trailer.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

LA NUEVA “RED SONJA”




Una nueva versión cinematográfica de Red Sonja, la “diablesa pelirroja de las estepas hyrkanias”, anuncia su inminente llegada al cine durante el próximo año, protagonizada por Rose McGowan y dirigida por Douglas Aarniokoski y Robert Rodríguez.
Habrá que esperar a ver cuán fiel es la historia original y si es mejor que la versión anterior, protagonizada por Bridgete Nielsen (lo que no costaría mucho, porque hasta la banda sonora de Ennio Morricone era deplorable). Por mientras, el afiche oficial.

“SYNCO” EN EMOL



Este sábado 15 de noviembre, a las 19:30, en la FILSA, será el lanzamiento oficial de “SYNCO”, la última novela de Jorge Baradit. Y como preámbulo, aquí va una entrevista con él en EMOL.

“SYNCO”, la novela que reescribió la historia de Chile

Jorge Baradit se aventura en el terreno de la metahistoria, a partir de un fallido intento de golpe en 1973. En esta entrevista explica por qué.

“Reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder”. Así es como el diccionario de la Real Academia Española (RAE) define la palabra ucronía. Y eso es precisamente “SYNCO (Ediciones B, 2008), la nueva novela de Jorge Baradit, que será lanzada el próximo sábado 15 de noviembre, a las 19:30 horas en la Feria Internacional del Libro, en la Estación Mapocho.
Es 1973 y el general Augusto Pinochet neutraliza el golpe de Estado contra Salvador Allende, lo que permite el desarrollo exitoso del proyecto Synco: convertir a Chile en el primer Estado cibernético de la historia. Seis años después, Martina Aguablanca regresa a Chile coincidiendo con la reelección de Allende, para descubrir que detrás de este aparente “milagro tecnológico” se esconde una verdad tan oscura como impensable. Y cuál fue el verdadero precio que pagó el país por este progreso.
Baradit, autor de “Ygdrasil” (2005) y ganador del XVI Premio UPC (Universidad Politécnica de Cataluña) de novela corta de ciencia ficción con “Trinidad”, recoge en este libro la verdadera y casi olvidada historia del proyecto SYNCO (también conocido como Cybersyn), ideado por el británico Stafford Beer en los años ’70, y que buscaba una interconexión similar a lo que hoy es la internet.

—¿Cómo fue que surgió la idea de una novela ucrónica como ‘SYNCO’? ¿De qué manera se armó esta historia?

“Mi interés primordial siempre fue el proyecto SYNCO. La ucronía surgió porque era necesario cambiar la historia. Convertir a Pinochet en un ‘héroe del pueblo’ siempre respondió a una necesidad de la trama más que a una provocación; era necesario que apoyara a Allende para que SYNCO pudiera vivir, crecer y extenderse”.

—¿Consideras la posibilidad de una precuela, secuela u otro libro ambientado en el universo que creaste para SYNCO?

“SYNCO es un multiverso anómalo como una metástasis. Múltiples engendros pueden surgir de sus sótanos y bunkers infecciosos. De hecho, la misma novela ya es en sí muchas novelas dentro de otras. Con seguridad formará parte de esa estructura monstruosa que estoy levantando en los desiertos de mi propia locura. Por el momento la arquitectura es dispersa, pero claramente forman parte de un mismo universo, una misma biología. Quizá esté fabricando la historia de un continente perdido entre las circunvoluciones de mi encéfalo; tengo ánimo de enciclopedista y hagiógrafo”.

—¿Te interesaría explorar otros períodos históricos de Chile, como la Independencia o los años '30, eventualmente para otra ucronía?

“Las coyunturas siempre son fértiles. Chile durante la Segunda Guerra Mundial, con Pedro Aguirre Cerda, convertido en plataforma soviética y el primer país de Sudamérica en abrazar el comunismo. Chile como plataforma soviética tecnológica, Baikonur en el desierto de Atacama, gulags en la Patagonia. Chile como territorio para proyectos secretos soviéticos, su campo de experimentación biológica y nuclear, viajes en el tiempo y psiquismo. Campos de cultivo de gemelos como armas psíquicas de espionaje, en territorio mapuche”.

—Primero fue “Ygdrasil”, luego “Trinidad” y ahora “SYNCO”. Todas estas obras tienen un sello específico, digamos el “estilo Baradit”. ¿Cómo definirías tu aproximación literaria a la ficción?

“Soy una antena receptora que no discrimina. Mis ojos son como los ojos de los insectos, veo de manera fragmentaria y en múltiples puntos de vista, confusos, en detalle, como en ayahuasca. Pero lo principal es que busco la hiperrealidad tal y como se presenta. En la realidad cotidiana de un posthumano que realmente vive su tiempo, hay sci fi, hay terror, hay espiritualismo, violencia, fantasmas exteriores e interiores, la realidad más extraña posible si abres los ojos”.
“Lo único que hago es relatar mi realidad desde el punto de vista de un testigo que no reconoce límites entre el hardworld y softworld, historia o ficción, memoria o relato. Al final todo se funde, todo se confunde y surge la metarrealidad, filtrada a través de una particularidad cultivada de manera anómala. Ese filtro soy yo, un proxy, un procesador sin firewall, infectado de realidad cruda, a sangre fría, a cable frío”.

—Entonces, ¿qué opinas de lo que está pasando con la actual literatura fantástica chilena?

“Escritores que descubren que la literatura realista es insuficiente para retratar o comunicar el cúmulo de data que requieren las comunicaciones del posthumano. Gente que está recurriendo a todos los géneros para levantar sus páginas y hacerlas más reales que la realidad. Esa realidad que no puede renegar del factor fantástico, sobre todo en nuestro Macondo 2.0 en pleno fin del mundo. Completitud, le dicen los jungianos”.

—¿Y cuál es la novela que te gustaría escribir y que no has puesto todavía en papel?

“Varias. La primera, la siempre postergada ‘Atacama’ (precuela larga de ‘Ygdrasil’ para 2009 ó 2010, la precuela corta es “Trinidad”), que uniría ‘SYNCO’ con ‘Ygdrasil’. Otra es escribir ´Karma Police’, una novela acerca de grupos estatales que persiguen a las personas por crímenes cometidos en sus vidas pasadas. Y ‘Kallfukura’, acerca de la verdadera conquista de América. La Conquista como una invasión mágica con otros fines, no los reconocidos históricamente”.

martes, 11 de noviembre de 2008

NUEVO AFICHE DE “WATCHMEN”


Mientras más nos acercamos a la fecha de su estreno, más seguro estoy de que la película será un fracaso. Pero a pesar de eso, debo reconocer que los afiches, los trailers y todo el resto de su publicidad son de lujo. Ya me gustaría tener una película para promocionarla así.

“EL PÚGIL” EN LA FILSA





Hoy es la presentación de “El Púgil”, la estupenda novela de Mike Wilson, en la FILSA. Es a las 19:30 horas en el salón Pedro de la Barra y contará con presencia de Álvaro Bisama, Francisco Ortega y Jorge Baradit.
Y precisamente por eso hoy pueden leer esta entrevista a Mike en
EMOL.


“El Púgil”: una adictiva novela apocalíptica

Mike Wilson habla de su libro y explica por qué sus páginas son un verdadero mosaico de cultura pop pasada, presente y futura.


“De pronto el viejo tintorero enloqueció… Era Akira era Kill Bill era Kwai Chang Cane era Kato era una fiera, era Bruce Banner emputecido con una espada samurai en mano. Major Tom apenas logró esquivar un sablazo que buscaba decapitarlo. Antes de que pudiera reaccionar, el japonés dio un salto, parecía correr por el aire, aterrizó del otro lado del laboratorio y asumió una pose familiar; mirada intensa, espada apuntando al cielo, directamente arriba de su cabeza, los brazos extendidos, el mango aferrado con las dos manos, piernas separadas y los pies bien plantados. Major Tom alzó el revólver. Estoy por matar a He-Man. Apretó el gatillo”.
Esto es sólo un fragmento del mundo que encierran las páginas de “El Púgil” (Editorial Forja, 2008), novela escrita por Mike Wilson Reginato (1974) que hoy (martes) a las 19:30 horas, será presentada en la Feria Internacional del Libro de Santiago por los escritores y críticos literarios Álvaro Bisama, Jorge Baradit y Francisco Ortega.
Wilson, profesor de Literatura en la Pontificia Universidad Católica de Chile —y en proceso de terminar su tesis doctoral para la Universidad de Cornell, en Ithaca (Nueva York)—, construyó una novela tan inquietante como adictiva. Un Buenos Aires apocalíptico, un boxeador derrotado en su última pelea, un refrigerador que desarrolla conciencia propia y una invasión alienígena son las principales coordenadas de esta narración catódica —camino a volverse de culto— en que se entrelazan el pasado y el futuro.

—En tu libro hay múltiples referencias cruzadas de la llamada “cultura de masas”: Cine, libros, cómics, música, etc. En tus palabras, ¿cuáles fueron tus referentes o fuentes de inspiración?

“Mientras escribía ‘El Púgil’, tenía en mente ciertas estéticas visuales de la cultura pop: desde la oscuridad y claustrofobia de películas como ‘Dark City’ de Alex Proyas y ‘Metrópolis’ de Fritz Lang, hasta la blancura desconcertante del cine de Kubrick, particularmente ‘2001, Odisea del Espacio’. De los cómics está presente la imagen de la ciudad desierta de ‘El Eternauta’ de H.G. Oesterheld, una novela gráfica en la que la población de Buenos Aires es obliterada por una invasión extraterrestre”.
“En otros casos, más que estética visual, la novela busca comunicar ciertos tonos, sean rasgos de melancolía perturbadora de cintas como ‘Donnie Darko’ e ‘Inteligencia Artificial’ o de novelas como ‘Los siete locos’ y ‘Los Lanzallamas’ de Roberto Arlt”.
“La música diría que también comparte ese propósito... (La novela) está plagada de Joy Division. En fin, un pastiche estético/tonal que, para mí, produce una bestia con su propia identidad mutante. Incluso, algunos de los mejores comentarios que he recibido vienen de lectores que no están muy familiarizados con las influencias que acabo de nombrar, y logran ver la novela de una manera distinta, un perspectiva más ‘descontaminada’, si es que tal cosa existe”.

—La figura de Orson Welles, o el supuesto clon de él, tiene una presencia muy importante en tu libro. ¿Por qué él y no otra figura?

“El protagonista de la novela, Art, es un boxeador fracasado y veterano de la Guerra de las Malvinas que comienza a dudar de su identidad y condición autoconsciente. Por lo previo, busca armarse un ‘yo’ sampleando artefactos de la nostalgia, sea el cine de culto, los juegos de Atari o los viejos radioteatros. La transmisión radial de ‘La Guerra de los Mundos’ de Orson Welles representa justamente la paranoia retrofuturista que de cierta manera parece consolarlo, como si fuera un sedante pop. En cierto momento Art tiene la esperanza de encontrar respuestas a través de un personaje llamado ‘el clon de Orson Welles’, pero las cosas no siempre resultan de la manera que él espera”.

—También hay varias referencias a la cinta “Inteligencia Artificial”, de Steven Spielberg. ¿Qué rescatas de ella? ¿La mano de Spielberg o la de Kubrick?

“Creo que me interesa más el simulacro de Kubrick, hay partes de la cinta en que Spielberg logra ser más Kubrick que Kubrick mismo, particularmente las primeras secuencias (del androide) en la casa con su ‘madre’ y la última secuencia, cuando se le otorga un último día con ella. Esos momentos encapsulan unos silencios cinematográficos increíbles”.
“También tengo cierta obsesión con imaginarme el contenido de las tiras de celuloide que no logran el ‘final cut’, de esas secuencias que salen como 10 ó 15 años después en alguna edición especial. ¿Qué le pasa a David después del final de la película, cuando tiene que lidiar con el cadáver de su madre que yace a su lado? ¿Realmente la ama, o simplemente está programado para simular el amor a la perfección?”.

—¿Cuánto tiempo demoraste en escribir el libro?

“Casi dos años. No es una novela larga, pero siempre escribo y reescribo en dosis de no más de una hora. Creo que es porque me siento más cómodo cuando escribo tarde, pasada la medianoche, después de un rato tengo que dormir algo, ¿no? En fin, quizás sea la razón por la cual no soy un escritor tremendamente prolífico”.

—Por último, ¿puedes adelantar algo de tu próximo proyecto?

“Estoy trabajando, también en dosis, una novela sobre un guionista de cómics a quien le llega un dossier confidencial que revela el descubrimiento de un cadáver humano congelado en los hielos eternos de la Antártida. Inspirado por el hallazgo, él y una joven dibujante abandonan Santiago para instalarse en una base antártica con el fin de completar una novela gráfica apocalíptica. Mientras están en la base, durante los meses más oscuros de la noche polar, el cómic que guioniza se convierte en una suerte de artefacto profético... y ellos están varados en el fin del mundo”.

lunes, 10 de noviembre de 2008

EL MONSTRUO DE LONGWOOD


Hay libros que pueden resultar una sorpresa. Eso fue exactamente lo que me pasó con "El Monstruo de Longwood". Y por eso decidí comentarlo para EMOL. Aquí va la versión completa.




La historia de la niña británica que fue amiga de Napoleón



Basada en hechos reales, la novela de Staton Rabin recrea los últimos años del cautiverio de Bonaparte en la isla Santa Elena.




“Francia, el Ejército, y a la cabeza del Ejército, Josefina”. Estas fueron las últimas palabras de Napoleón Bonaparte, emperador de Francia, antes de fallecer a las 17:49 del 5 de mayo de 1821, exiliado en la isla de Santa Elena. Una fecha que marca el fin del hombre que redibujó las fronteras de Europa y el inicio de su propia leyenda.


Pocos personajes históricos han despertado tanta fascinación a lo largo de los años como Napoleón. Al punto que hasta hoy en día se mantiene, por ejemplo, el debate en torno a las circunstancias en que murió y si fue realmente envenenado o no con arsénico. Y ni hablar de las numerosas películas y libros inspirados por su vida.


Ahora la figura de este joven oficial forjado en las llamas de la Revolución Francesa —y que tras convertirse en el emperador de 82 millones de almas sólo pudo ser realmente derrotado por el invierno ruso— revive de la pluma de la escritora Staton Rabin en “El Monstruo de Longwood”(Ediciones B, 2007).


Pero no hay que engañarse. Esta no es un libro sobre campañas militares y conspiraciones políticas. Por el contrario, en esta verdadera “novela histórica para jóvenes”, Rabin toca la figura del emperador en la última etapa de su vida, exiliado por los británicos en la remota isla de Santa Elena, literalmente perdida en medio del Atlántico.


Allí vive la joven Betsy Balcombe, quien junto a sus padres es uno de los pocos habitantes de esta lejana posesión de la corona. Y cuya vida se verá trastocada aquel otoño de 1815 por la llegada de este hombre, que incluso tras su derrota definitiva es capaz de seguir despertando temor y respeto en todos aquellos que lo rodean.


¿Pero cómo es la relación entre esta niña, que no parece sentir ningún miedo ante este hombre, y el otrora poderoso emperador? ¿De qué manera una pequeña de sólo 14 años (aunque en realidad tenía trece) logró tocar las fibras más íntimas de un veterano de mil batallas como Bonaparte?


Rabin construyó su novela sobre la base de hechos y personajes reales. Sí, tal cual, porque la joven Betsy y su familia efectivamente existieron. Y precisamente por su condición de prisionero de la corona británica, todas las actividades y conversaciones de Napoleón durante sus últimos años en Santa Elena quedaron detalladamente registradas.


“El Monstruo de Longwood” es de esos libros que tienen la capacidad de sorprender y fascinar sin pirotecnias idiomáticas ni tramas rebuscadas. Y que al final, cuando se cierran las últimas páginas, nos dejan la sensación de que parte de ellos seguirán junto a nosotros por largo tiempo. Como los viejos buenos amigos.

viernes, 7 de noviembre de 2008

RUNAWAY (1984)


El reciente fallecimiento de Michael Crichton me trajo a la memoria no sólo sus novelas (unas muy buenas, otras no tanto, por cierto) y sus respectivas adaptaciones cinematográficas. También el hecho de que él mismo parecía un personaje de sus novelas, entre su físico y estatura, y toda su formación académica.
Bueno, en ese contexto recordé esta película, “Runaway”, escrita y dirigida por el propio Crichton. Y que me parece rescatable por varios aspectos.
OK, es cierto, no es “Blade Runner”, pero creo que es tremendamente honesta en su contenido. De alguna manera es un best-seller como los que Crichton escribía, pero directo a la pantalla. Es una novela de acción / medio futurista, en movimiento. De alguna manera funciona mejor rescatando las partes del todo, en vez de integrarlos.
¿La trama? En un futuro cercano los robots están incorporados a todas las actividades humanas, desde las tareas domésticas hasta el agro. Pero algo raro está pasando y muchos de estos robots están empezando a atacar a la gente. Aquí es donde entra el sargento Jack R. Ramsay (Tom Selleck), quien junto a la bella oficial Karen Thompson (Cynthia Rhodes) seguirán la pista del misterioso y bastante sádico doctor Charles Luther (el gran Gene Simmons), quien está desarrollando un tipo de munición que es capaz de seguir a su víctima a través de su huella genética. Es decir, una bala teledirigida con nombre y apellido.



Tiempo después de verla pensé que estaría basada en alguna novela de Crichton, pero no, fue sólo un proyecto cinematográfico.
La banda de sonido a cargo del también desaparecido Jerry Goldsmith es notable, quizá una de sus primeras partituras con un uso indiscriminado de sintetizadores. En fin, todo muy ochentero, lo sé. Tanto como el personaje secundario de Jackie Rogers, interpretada por Kirstie Alley antes de que enloqueciera y terminara en cualquier sitcom.
Si alguien la encuentra en el cable o para arrendar, no deje pasar la oportunidad de verla. Creo que en castellano le pusieron el nombre de “Fuera de Control”.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

MICHAEL CRICHTON (1942-2008)




Y siguen las bajas en el mundo de los escritores. Ahora es Michael Crichton, el “creador de la tecno-novela de suspenso” quien se nos va, de acuerdo a informaciones de CNN. Y recién a los 66 años.
Si bien hubo libros que me gustaron más que otros, rescato la experiencia de leer “Parque Jurásico” en 1993, antes de que llegara la versión cinematográfica de Steven Spielberg que lo hizo famoso a escala planetaria. También recuerdo que siendo niño me impresionaron mucho “La Amenaza de Andrómeda” y “Westworld”.
Según su portavoz, la muerte ocurrió el martes, aunque recién se dio a conocer públicamente hoy. “A través de sus libros, Michael Crichton sirvió como inspiración para estudiantes de todas las edades, desafió a científicos en muchos campos e iluminó los misterios del mundo de una forma que todos podíamos comprender”, manifestó la familia del autor en un comunicado.
Médico, escritor y cineasta, nacido el 23 de octubre de 1942 en Chicago, Crichton era conocido por obras como “Parque Jurásico”, “Esfera”, “La Amenaza de Andrómeda” y un largo historial de best-sellers llevados al cine.
También tiene a su haber la creación de la popular serie médica televisiva “E.R.”.
Crichton estudió Antropología en la Universidad de Harvard hasta 1965, e impartió conferencias en esa materia a los 23 años en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, donde ganó una beca de la Henry Russell Shaw Fellowship, que lo llevaría por Europa y África del Norte durante un año.
Al regresar a Estados Unidos empezó la carrera de medicina (también en Harvard) y se pagó sus estudios escribiendo novelas de suspenso bajo diferentes seudónimos.
Una cosa está clara. El tema de la clonación de especies extintas quedó para siempre vinculado a él. Y probablemente siempre me voy a acordar de él y sus libros cada vez que vea un ámbar con algo en su interior.

ALASKA 2027


Alaska celebra sus 15 años de independencia

Las diferentes ceremonias que recordaron la secesión de Estados Unidos contaron con la asistencia de la ex Presidenta Sarah Palin.

18 de mayo, 2027.
Agencias

ANCHORAGE.— Con la presencia de las máximas autoridades del país, ayer se conmemoraron los primeros quince años de independencia de Alaska, territorio que hasta 2012 formó parte de Estados Unidos.
La tradicional ceremonia en el Congreso Nacional y el posterior desfile cívico-militar ante la sede de Gobierno contó con la asistencia del Presidente Todd Palin y su esposa, la ex Mandataria Sarah Palin.
Junto al resto del gabinete, Palin aprovechó de rendir un emotivo homenaje a su esposa, quien estuvo a la cabeza de la independencia del antiguo estado federal, y gobernó al país durante tres períodos consecutivos entre 2012 y 2024.

La ex jefa de Gobierno agradeció emocionada las palabras del Mandatario y aseguró que si Alaska la llegara a necesitar nuevamente, no dudaría en volver a la actividad política.
El proceso de secesión comenzó en noviembre de 2011, casi tres años después de los comicios en que triunfó el demócrata Barack Obama, y que lo convirtieron en el primer Presidente de color de Estados Unidos. En esa fecha, la gobernadora Sarah Palin —que había sido compañera de fórmula del candidato republicano John McCain en las elecciones de 2008— se negó a acatar la orden de la Casa Blanca de desmantelar los proyectiles que el ex Presidente George W. Bush había emplazado en Alaska como parte de su polémico “escudo antimisiles”.

La negativa de Palin a acatar la autoridad presidencial llevó a Obama a exigir al Congreso su destitución inmediata. Sin embargo, el Partido Republicano entrampó deliberadamente el debate en ambas cámaras, lo que le permitió a Palin acelerar la creación de un movimiento independentista en Alaska.

Fue así como en sólo cinco meses —con el apoyo de movimientos secesionistas locales— nacionalizó los pozos de petróleo, cerró acuerdos con la empresa rusa Gazprom para la explotación de nuevos yacimientos, transformó la Guardia Nacional en un ejército autónomo (comprando armas a China), y emitió pasaportes y licencias de conducir.
Además, dio curso a una nueva moneda: el Jefferson (JF$), en homenaje a Jefferson Columbus Davis, primer comandante del Departamento de Alaska (1868-1870).

A pesar de la amenaza del uso de la fuerza militar por parte del Presidente Obama y la imposición de sanciones a través del Consejo de Seguridad de la ONU, Palin declaró la independencia de Alaska el 17 de mayo de 2012, en un discurso que hoy se conoce como “El Grito de Anchorage”.

De manera sorpresiva Canadá, Rusia, China, Irak, Kosovo, Irán y los países de la Unión Europea (UE) reconocieron oficialmente a Alaska como un Estado independiente, lo que hizo inviable cualquier gestión de Washington ante la ONU.

Sin embargo, el reconocimiento internacional no impidió que Obama aceptara la opción militar de “los halcones” del Pentágono, iniciando la Operación Estrella de Hielo dos días después, con un despliegue de casi 300.000 soldados y tres portaaviones.

La guerra duró apenas 15 días, concluyendo con una derrota de las fuerzas estadounidenses, que se replegaron ante la amenaza del uso de armas no convencionales por parte de Rusia y China, que salieron en defensa de Alaska. Y tal como numerosos analistas predijeron, la secesión de este territorio gatilló otros procesos independentistas dentro de EE.UU. como el de California (2014) y Florida (2017).

El Presidente Todd Palin aprovechó la oportunidad para anunciar la construcción del primer portaaviones de Alaska y el desarrollo de un programa espacial propio, con la asesoría de China e India.


Reflotando el espíritu de UcroníaChile.

Y BARACK OBAMA SE CONVIRTIÓ EN PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS

martes, 4 de noviembre de 2008

LOS TIGRES VOLADORES



Su nombre original era “Baa Baa Black Sheep” y en Chile la transmitió el Canal 13 como “Los Tigres Voladores” (harto mejor el título, en todo caso), por las tardes, cuando uno ya había vuelto del colegio. Hay que reconocer que hoy tal vez no la darían ni por TCM, pero a fines de los ’70 era bastante potable. Sobre todo por las acrobacias de los F4U Corsair, probablemente uno de los mejores aviones de combate de la Segunda Guerra Mundial.
Ambientada en alguna isla del Pacífico, esta serie de televisión de la NBC que estuvo al aire entre 1976 y 1978 (duró dos temporadas) contaba capítulo a capítulo las aventuras y misiones del indisciplinado “Black Sheep Squadron”, liderado por el carismático Pappy Boyington (Robert Conrad).
Creada por Stephen J. Cannell, los episodios solían girar en torno a los combates aéreos con los japoneses, la falta de repuestos y/o combustible, la llegada de alguna enfermera y los problemas en que se metían los pilotos y de los cuales Boyington los tenía que sacar a cada rato. Como para pasar una buena tarde a fines de los ’70.